OREGÓN, EE.UU.- Los diezmos y las ofrendas de los fieles de una iglesia
en la ciudad de Portland, en el estado de Oregón (EEUU), se están usando para
un proyecto social que dará casas a personas que viven en las calles y que tienen
la intención de recomenzar sus vidas.

La iglesia Central Church of the
Nazarene, diseñó y construyó 15 casas pequeñas
en un terreno de su propiedad, que cuenta con 44 mil m². Las casas son
pequeñas, con 29 m² y vienen siendo llamadas “cápsulas”.

El proyecto, llamado “Agape
Village”, tiene como principal propósito ayudar en una triste realidad
de la ciudad donde la iglesia tiene su sede, ya que
hay un gran número de personas viviendo en las calles de Portland, perjudicadas
por las crisis económicas, alquilando o dependiendo de las drogas.

  China cierra iglesia de mil miembros y cambia cerraduras para que fieles no entren

“Todo comenzó con el deseo de la iglesia de amar de manera más
efectiva a Dios y al prójimo”, dijo el pastor Matt Huff, a Christian Post.
“Hay personas que viven en tiendas
en todo el lugar. Ellos son nuestros vecinos. ¿Cómo podemos acogerlos y amarlos
y no sólo expulsarlos?
“, Cuestionó.

Huff explicó también que la
iniciativa de su iglesia fue inspirada en el trabajo de otras iglesias
de la región que lo hicieron a lo largo de los años.
La construcción de las casas comenzó el año pasado, con mano de obra voluntaria
de fieles.

  La ONU prepara una lista negra de Iglesias y personas que se oponen a la ideología de género

La estructura de las casas es bastante simple: ellas tendrán baterías
solares que permitirán a los beneficiados recargar sus celulares, pero las
instalaciones no tendrán tuberías o electricidad. La idea es que la villa tenga un área común central, con cocina, baños
y duchas, que permitirán a los residentes un mínimo de confort.

La expectativa es que el Ágape Village sea inaugurado oficialmente entre
junio y julio, y los beneficiados por el proyecto serán seleccionados a partir
de un proceso de clasificación. Ellos
deben seguir reglas básicas, como permanecer sin consumir alcohol o drogas, sin
practicar robo o involucrarse en situaciones violentas. Además, para garantizar
la permanencia en el proyecto, ellos deberán usar parte del día en trabajo
voluntario para el mejoramiento de la comunidad.

  Pastor Adrian Rogers ¿CÓMO TENER UNA VIDA CONTROLADA POR EL ESPÍRITU?

El pastor admitió que los beneficiados serán incentivados a participar en los cultos semanales, pero no obligados. Huff explicó que el proyecto quiere no sólo ofrecer refugio, sino posibilitar un cambio de vida: “La idea es que esa vivienda sea transitoria y que estén trabajando para algo”, enfatizó, añadiendo que cada uno de los beneficiados recibirá ayuda en la búsqueda de un empleo”.

Publicado en: cristianoshoy.netCHRISTIAN POST – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE