¿Cuál es la diferencia entre misericordia y gracia?

7 pruebas para ver si tu adoración es verdaderamente cristiana o pagana

La misericordia y la gracia están íntimamente relacionadas. Si bien los términos tienen significados similares, gracia y misericordia no son exactamente lo mismo. 

Índice

    ¿Qué significa misericordia y gracia ?

    La misericordia tiene que ver con la bondad y la compasión; a menudo se habla en el contexto de que Dios no nos castiga como merecen nuestros pecados. La gracia incluye bondad y compasión, pero también conlleva la idea de otorgar un regalo o un favor. Puede ser útil ver la misericordia como un subconjunto de la gracia. En las Escrituras, la misericordia a menudo se equipara con la liberación del juicio (p. ej., Deuteronomio 4:30–31 ; 1 Timoteo 1:13 ), y la gracia es siempre la extensión de una bendición a los indignos.

    Según la Biblia, todos hemos pecado ( Eclesiastés 7:20 ; Romanos 3:23 ; 1 Juan 1:8 ). Como resultado de ese pecado, todos merecemos la muerte ( Romanos 6:23 ) y el juicio eterno en el lago de fuego ( Apocalipsis 20:12–15 ). Dado lo que merecemos, cada día que vivimos es un acto de la misericordia de Dios. Si Dios nos diera a todos lo que merecemos, todos estaríamos, ahora mismo, condenados por la eternidad. En el Salmo 51:1–2 , David clama: “Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; conforme a tu gran compasión borra mis transgresiones. Lava toda mi iniquidad y límpiame de mi pecado”. Rogar por la misericordia de Dios es pedirle que muestre bondad y retenga el juicio que merecemos.

    No merecemos nada bueno de Dios. Dios no nos debe nada bueno. Lo bueno que experimentamos es el resultado de la gracia de Dios ( Efesios 2:5 ). La gracia se define simplemente como "favor inmerecido". Dios nos favorece, nos muestra aprobación y bondad, al bendecirnos con cosas buenas que no merecemos y que nunca podríamos ganar. La gracia común se refiere a las bendiciones que Dios otorga a toda la humanidad sin importar su posición espiritual ante Él, mientras que la gracia salvadora es esa bendición especial mediante la cual Dios soberanamente otorga asistencia divina inmerecida a Sus elegidos para su regeneración y santificación.

    La misericordia y la gracia son evidentes en la salvación que está disponible a través de Jesucristo. Merecemos juicio, pero en Cristo recibimos misericordia de Dios y somos librados del juicio. En Cristo recibimos la salvación eterna, el perdón de los pecados y la vida abundante ( Juan 10:10 ), todos dones de gracia. Nuestra respuesta a la misericordia y la gracia de Dios debe ser caer de rodillas en adoración y acción de gracias. Hebreos 4:16 declara: “Acerquémonos, pues, con confianza al trono de la gracia, para que recibamos misericordia y hallemos gracia que nos ayude en el momento de nuestra necesidad”.


    Subir