Pastores perdonan a satanista que incendió 3 iglesias bautistas centenarias

Pastores perdonan a satanista que incendió 3 iglesias bautistas centenarias

LUISIANA, EE.UU.- Incendios criminales en “iglesias de negros”
eran comunes en los tiempos de las leyes de segregación racial en Estados
Unidos, en vigor hasta 1965.

Pero cuando tres iglesias bautistas fueron quemadas este año, entre el
26 de marzo y el 2 de abril, en Opelousas, estado de Luisiana, el crimen de
odio pasó a ser visto de otra manera. El autor de los incendios fue identificado como Holden Matthews y el
FBI alega que su motivación sería racismo.

Sin embargo, el joven de 21 años es vocalista de la banda de heavy metal
“Pagan Carnage” (Masacre Pagana). En uno de los vídeos del grupo
disponible en YouTube, él canta la
canción “Diabolical Soul Feast”, donde defiende que las iglesias sean
quemadas.

En el caso de las redes sociales con alusiones al satanismo y él se pasa
acusando a los fieles bautistas de ser víctimas de “lavado de
cerebro”. “No soporto a todos estos bautistas por aquí, una banda de
personas que han sufrido lavado de cerebro
tratando de encontrar la felicidad en una religión que fue forzada sobre sus
antepasados”, declaró.

Durante el culto de este domingo (14), el gobernador de Luisiana John Bel Edwards, junto con un pastor local,
dijo que los fieles de las iglesias afectadas debían perdonar a Matthews y orar
por él.

La celebración realizada en la Iglesia Bautista Little Zion en
Opelousas, reunió a las familias de las tres iglesias quemadas por Matthews: St. Mary, Greater Union y Mount Pleasant.
En la ocasión el gobernador dijo que se
conmovió con todo el dinero recaudado para ayudar a reconstruir las iglesias.
El costo estimado es de 1,8 millones de dólares.

Tanto Edwards como el pastor Calvin Moore, de Little Zion, acordaron que
sería mejor que los congregantes respondieran a Matthews con perdón.

“Tenemos que perdonar. No
podemos guardar rencor. La Biblia nos enseña a perdonar. Ahora necesitamos
unirnos”,
pidió Moore.

Harry Richard, pastor de la Iglesia Greater Union declaró: “El
cuerpo de Cristo todavía está vivo y bien, y esta es una demostración poderosa
de cómo el pueblo de Dios puede unirse y hacer la carga de la tragedia buena y
nosotros lo apreciamos”.

En el horario de los incendios, los
templos – todos construidos hace más de 100 años – estaban vacíos, y no hubo
víctimas.
El estado de Luisiana es el segundo con mayor población negra en
Estados Unidos, el 37,3% de los habitantes locales tienen origen afroamericano,
según el censo de 2010.

Los investigadores atraparon a Matthews con la ayuda de cámaras de
seguridad de casas y comercios cercanos a las iglesias quemadas, además del
rastreo de su teléfono móvil.

Publicado en: cristianoshoy.org – CNN – Entérate
diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Deja una respuesta

Subir