EE.UU.- El testimonio de Rebecca Ince traslada
una historia que refleja el poder de la oración en la vida de quien cree en la
acción de Dios. Ella y otros colegas, todos estudiantes universitarios, fueron
víctimas de un atentado el pasado día 30.

Un hombre de 22 años, identificado como Trystan
Andrew Terrell, invadió la Universidad de Carolina del Norte, en la ciudad de
Charlotte, Estados Unidos, y abrió fuego contra una clase de 50 estudiantes en
un aula.

Rebecca estaba en la biblioteca de la
institución cuando oyó los disparos y vio a los alumnos y profesores corriendo
al mismo lugar donde estaba. En ese momento ella contó que quedó en shock.

  LOS FUEGOS DE LA LENGUA

“Al principio, estaba completamente
sorprendida y sin poder creer. Vimos en la pantalla las alertas de emergencia y
dijimos: ‘¡Oh! Esto está sucediendo realmente”, dijo la estudiante, según
Christian Post .

El poder de la oración

El temor de Rebecca
fue sustituido por la fe en el momento en que ella decidió hacer una oración a
Dios
en favor de su
vida y de sus compañeros.

“Miré alrededor por un momento, sin creer
y empecé a orar. Yo oré e imploré por la sangre de Jesús sobre mi campus, oré
para que él desarmara a todos los espíritus que venían contra el campus en
aquel momento “, escribió ella en Twitter.

  Católicos de EEUU cuestionan si permanecerán en la Iglesia tras crisis de abuso sexual

El momento de tensión hizo que todos los
alumnos y profesores se unieran en oración. “Todo el mundo estaba
dispuesto, entonces todos nos reunimos y la presencia de Dios se hizo evidente
en aquella sala”, dijo la joven.

A pesar de que el grupo tomó la iniciativa de
hacer una barricada para impedir la apertura de la puerta, Rebecca cuenta que
fue la certeza de estar en oración que le calmó.

“Nosotros sólo sabíamos que estábamos
protegidos, sólo reconocemos la presencia de Dios y sabíamos que íbamos a estar
bien”, agregó, recordando que también
aprovechó el momento para evangelizar a los colegas que hicieron la oración
junto a ella.

  El Papa Francisco Adora a Buda en Público y el Vaticano busca Ocultarlo

“¿No nos estamos preparando para morir,
pero todos los que están aquí fueron salvos? ¿Saben a dónde van si mueren?
“, preguntó Rebecca al grupo.

Por último, la estudiante dejó un mensaje de reflexión en sus redes sociales: “Usted nunca sabe cuándo es su último día, confía en Jesús ahora. La vida es pasajera e inesperada. Todo lo que he encontrado es que la vida con Cristo es eterna. Usted vive su mejor vida aquí y en la próxima vida. Él es confiable, incluso en tiempos como estos”.


Publicado en: cristianoshoy.net – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE