Después de que la familia musulmana se rinde a Jesús, la madre se cura del cáncer

La familia de Fátima Haneef, de los Emiratos Árabes Unidos , se dedicó por completo a la religión islámica, pero abandonó el Islam para rendirse a Jesucristo como su Señor y Salvador.

Después de eso, toda la familia comenzó a presenciar innumerables milagros, uno de los más grandes fue la cura para el cáncer de la matriarca familiar.

Miembros de la familia, anteriormente musulmanes, informan que experimentaron varios milagros y la bondad del Señor, y que nunca fueron los mismos.

  Lagos y peces desaparecen misteriosamente en Rusia

El padre y el hermano de Fátima eran adictos al alcohol y las drogas, a pesar de que estaban prohibidos por la religión islámica. Su madre sufría de cáncer de mama y Fátima de una enfermedad de la piel.

Fátima dice que su familia estaba en constante dolor y caos. “Nunca hubo paz en nuestro hogar”, declaró.

En noviembre de 2000, Fátima, junto con su padre y su hermano, comenzó a asistir a una escuela bíblica que les cambió la vida. Fue en la escuela que todos recibieron a Jesucristo como su Señor y Salvador y tuvieron experiencias con el Espíritu Santo.

  Poderosa oración para vencer la angustia y sanar heridas emocionales

La madre no pudo ir con ellos, ya que cuidaba las ovejas, pero comenzó a recibir oraciones. Informan que un día, cuando regresaron a casa, todos se sorprendieron de que su cáncer de seno estuviera completamente curado.

Sus médicos no pudieron explicar cómo se curó al instante. Fátima les dijo audazmente que fue Jesús quien la sanó.

Su padre y su hermano también fueron liberados de su adicción y ella también se curó de una enfermedad de la piel.

“Mi mayor felicidad es que mi padre y mi hermano han dejado todos los malos hábitos y se han convertido en personas muy buenas”, agregó. “Ahora todos seguimos a Jesús como Dios, orando en casa y leyendo la Biblia”.

  «Carta de Amor» Letter Love de Hillsong cantada en Español

De una familia musulmana dedicada, ahora son seguidores de Jesucristo, y dicen que están constantemente asombrados de la bondad y los milagros de Dios.

“No tengo palabras para narrar los milagros que vemos a diario en nuestras vidas desde nuestro encuentro con Jesús”, compartió Fátima. “Él solo es Dios. Toda alabanza y gloria a Él solo “.

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE